Biografía de Pierre-Auguste Renoir

Pierre-Auguste Renoir fue uno de los artistas más importantes del movimiento impresionista. A pesar de las dificultades físicas que le impuso su salud en deterioro, produjo una gran cantidad de obras de arte a lo largo de su vida.

¡Siga leyendo para obtener más información sobre uno de los pioneros del impresionismo y una vida tan asombrosamente tocada por el arte y la belleza!

Si hay algo que puede agregar más color y alma a la obra de arte, es belleza y alegría. ¡Y qué mejor manera de convertir ambos en una dicha eterna al plasmarlos en un lienzo!

Paisajes mediterráneos, retratos, desnudos de baño y mujeres jóvenes bordando o tocando la guitarra: cada obra de Auguste Renoir es una representación de la belleza y la felicidad.

Biografía de Pierre-Auguste Renoir

El artista francés Pierre-Auguste Renoir nació en Limoges, Francia en una familia de artesanos. Su padre, sastre de profesión, se mudó con sus siete hijos y su esposa a París en 1845.

Renoir mostró un talento natural para la pintura a una edad muy temprana. Para su beneficio, sus padres se tomaron poco tiempo para reconocer el regalo de su hijo. Por lo tanto, lo aprendieron para trabajar en una fábrica de porcelana a la edad de 13 años.

Esta era temprana de su vida puede marcarse como el comienzo de un viaje de pintura de toda la vida.

Renoir aprendió a decorar platos con ramos de flores en la fábrica. Pronto, también estaba decorando abanicos y paneles de tela para que los misioneros los colgaran en las paredes de las iglesias.

La inmensa alegría que Renoir encontraba en la pintura lo animó a continuar su aprendizaje en el campo del arte.

En 1862, después de ahorrar algo de dinero, comenzó a tomar cursos nocturnos de dibujo y anatomía en la École des Beaux-Arts. También comenzó a recibir lecciones de pintura de Charles Gleyre en su estudio.

Te puede interesar:  10 artistas mexicanos más famosos

Renoir no estaba muy de acuerdo con el estilo académico de su maestro, pero decidió seguir aprendiendo las habilidades elementales que necesitaba para convertirse en pintor profesional.

En su tiempo en el estudio, Renoir se unió a otros tres estudiantes, Alfred Sisley, Claude Monet y Frédéric Bazille.

Los cuatro estudiantes compartieron el sueño de un arte que superaría las limitaciones del arte tradicional. Creían en crear arte que debería estar mucho más cerca de la vida sin la necesidad de contar una historia.

Renoir y sus amigos pasarían una cantidad significativa de tiempo en el pintoresco bosque de Fontainebleau. Se convirtió en su lugar favorito para disfrutar de la pintura al aire libre.

Sin embargo, a diferencia de Claude Monet, Mary Caasatt y Sisley, Renoir mantuvo su preferencia por pintar retratos tradicionales en el marco de un estudio.

Durante el verano de 1869, Renoir y Monet pintarían en La Grenouillère, un balneario a orillas del lago. No estaría mal decir que La Grenouillere puede considerarse la cuna del impresionismo.

Durante estos dos meses, ambos artistas comenzaron a usar pinceladas amplias para capturar el movimiento natural del agua y los hermosos efectos de la luz.

En 1871, después de regresar de su servicio militar durante la guerra, la carrera de pintura de Renoir comenzó a ir cuesta abajo. Debido a la calidad inacabada de sus técnicas más nuevas, su trabajo fue más rechazado por el Salón que aceptado.

A diferencia de sus colegas, Claude Monet y Camille Pissarro, continuó presentando su trabajo al Salón hasta 1873. Más tarde, en 1881, Renoir escribió a su marchante, Durand-Ruel:

“En París, apenas hay quince coleccionistas capaces de agradar a un pintor sin el respaldo del Salón. Y hay otros ochenta mil que no comprarán ni una postal a menos que el pintor exponga allí ”.

Después de 1873, cuando las obras de los impresionistas fueron rechazadas en gran medida por el Salón, Renoir y sus compañeros impresionistas comenzaron a planificar una exposición independiente.

Te puede interesar:  Diez artistas y pintores italianos más famosos

La primera exposición se realizó en abril de 1874 donde Renoir vendió algunas obras. Lo más significativo de esta exposición para Renoir fue que allí conoció al coleccionista Victor Chocquet.

El retrato que pintó de él trajo el apoyo financiero que tanto necesitaba durante este tiempo. Después de esto, obtuvo una mayor independencia financiera a través de encargos de retratos.

Este éxito le hizo cansarse de la ideología de la espontaneidad en el impresionismo. A principios de la década de 1880, parecía haberse separado del impresionismo.

En consecuencia, Renoir adoptó un estilo más singular en la última etapa de su carrera. Mientras Monet y Edgar Degas incorporaron la abstracción a sus obras de arte, Renoir siguió teniendo un enfoque más sólido y escultórico en su trabajo.

Tipos de trabajo

Auguste Renoir fue uno de los artistas más prolíficos de su tiempo, cuya obra ha sido reproducida frecuentemente a lo largo de la historia del arte.

La mayor parte del trabajo de Renoir es único por su luz vibrante y colores saturados. Se centra principalmente en personas con un comportamiento íntimo y sincero. Durante el período de su temprana madurez, produjo pinturas impresionistas en su mayor parte.

Fueron las obras de Rafael y otros maestros del Renacimiento que vio en su gira por Italia las que lo convencieron de que se había desviado de su verdadero camino. Durante los dos años siguientes, adoptó un estilo más sólido con contornos definidos en un intento de volver al clasicismo.

Algunas de sus obras más famosas incluyen:

Diana la CazadoraLa GrenouillèreBaile en el Moulin de la GaletteAlmuerzo de la Fiesta en BarcoLos Grandes BañistasRetrato de Ambroise Vollard

Materia del trabajo de Renoir

El tema de las pinturas más famosas de Renoir comprende en general paisajes, escenas familiares y retratos de lugares públicos, como El almuerzo de la fiesta en bote.

Te puede interesar:  Biografía de Claude Monet

Lo primero que hay que notar sobre sus súbditos es que siempre son alegres y despreocupados. Parece que disfrutaba pintando retratos que representaban la vida, la alegría y el realismo. La desnudez femenina también fue un tema principal de sus pinturas.

La mayor parte de su trabajo es también de naturaleza impresionista con pinceladas discontinuas y colores vibrantes para capturar los efectos de la luz y el movimiento de sus sujetos.

Incluso cuando pintó en plein air, enfatizó mucho en los temas humanos que se destacan de las obras de sus compañeros impresionistas.

También es un artista de pasteles muy consumado y completó muchas grandes obras en el medio.

Años finales y muerte

En algún momento alrededor de 1892, Pierre-Aguste Renoir fue víctima de la artritis reumatoide. A pesar de su mala salud, continuó produciendo grandes obras de arte a lo largo de su vida.

En el año 1907 se retiró al clima más cálido de “Les Collettes”, una granja en Cagnes-sur-Mer, cerca de la costa mediterránea.

Incluso cuando la artritis lo dejó en silla de ruedas y comenzó a desarrollar deformidades en sus manos, adaptó sus técnicas de pintura en consecuencia. Tendría su cepillo atado a sus dedos paralizados.

También creaba esculturas instruyendo a un asistente. Usaba lonas móviles para compensar su limitada movilidad articular. No hace falta decir que, incluso cuando parecía imposible, se negó a permitir que se interpusiera ningún obstáculo en su camino por su amor al arte.

Recién el 3 de diciembre de 1919 la muerte se convierte en su último obstáculo que separa al mundo de las obras maestras de sus excepcionales pinceladas.

Anterior

Biografía de Andy Warhol

Biografía de Joan Miró

Siguiente