Biografía de Camille Pissarro

Quizás la mayor cualidad del arte impresionista es su capacidad para acentuar los efectos del paso del tiempo. No puede dejar de maravillarse con las grandes obras de arte de muchos artistas consumados que lograron capturar décadas de nostalgia en un momento fugaz.

“Es solo dibujando a menudo, dibujando todo, dibujando sin cesar, que un buen día descubres para tu sorpresa que has interpretado algo en su verdadero carácter”.

-Camille Pissarro

El impresionismo se asocia principalmente con los paisajes de Monet, el cielo estrellado de Van Gogh y las esculturas de bailarines de Degas. Lo que la mayoría de nosotros pasamos por alto es el arte menos icónico pero increíblemente conmovedor de Camille Pissaro.

Dediquemos esta pieza de lectura al gran artista danés-francés y padre del impresionismo, Camille Pissarro.

Biografía de Camille Pissarro

Jacob-Abraham-Camille Pissarro nació en una pequeña isla caribeña de St. Thomas en Charlotte-Amalie el 10 de julio de 1830. A la temprana edad de 12 años, fue enviado a un internado en París durante cinco años.

Durante sus primeros años en París, visitaba museos con frecuencia y así fue como conoció a los maestros franceses.

A su regreso a St. Thomas, se unió al negocio de su padre para ganarse la vida. Pronto se hizo amigo del artista danés Fritz Melbye, quien a menudo lo alentaba a dedicar más tiempo a su arte. En 1852, la pareja abandonó la isla y se trasladó a Caracas, Venezuela durante unos años.

Dos años más tarde, Pissarro regresó a París con el apoyo de su familia para obtener una formación formal en arte. Se encontró con la obra de arte de Jean-Baptiste-Camille Corot en la Feria Mundial de París.

Conmovido por su trabajo, comenzó a estudiar arte con él, Gustave Courbet y Charles-Francois Daubigny. Todavía puede encontrar indicios de su valiosa influencia en sus primeras obras de arte.

Te puede interesar:  Biografía de Claude Monet

Pissaro era un apasionado aprendiz de arte y adquiriría cualquier conocimiento artístico que el mundo pudiera ofrecer. No abandonó la educación artística formal en ningún momento. De hecho, visitaba con frecuencia la Académie Suisse, una escuela de arte iniciada por Charles Suisse.

Fue durante este tiempo que conoció a muchos compañeros que luego se convirtieron en grandes artistas. Su círculo incluía a Claude Monet, Paul Cézanne y Armand Guillaumin. Compartieron la misma visión artística del impresionismo que les ayudó a inspirarse mutuamente.

En 1871, Pissarro se casó con su amante, Julie Valley, quien luego se convirtió en la madre de sus ocho hijos. La familia tuvo que irse de París a Londres en 1870 debido a la guerra franco-prusiana.

Vivió allí durante unos años y creó algunas de sus mejores obras que representan el crecimiento de la vida urbana en los pueblos de Londres. A su regreso a casa después de la guerra, descubrió que la mayor parte de sus primeros trabajos habían sido destruidos.

En 1873, Pissarro ayudó a fundar un colectivo Société anonyme des artistes, que permitió la exhibición pública de artistas que fueron rechazados por el Salón por sus ideas y técnicas innovadoras en el arte.

La primera exposición, en 1874, se erige como un momento decisivo en la historia del Impresionismo que ayudó al crecimiento del movimiento.

Durante los últimos años de su vida, Pissarro fue absorbido por un interés en el medio de grabado y, por lo tanto, se unió a la Sociedad de Pintores-Grabadores en 1889. Continuó trabajando para aumentar la validez de la impresión y luego publicó algunas de sus impresiones en L «Estampe originale.

Te puede interesar:  10 artistas cubistas más famosos

Tipos de trabajo

Camille Pissarro, comúnmente conocida como el «padre del impresionismo», contribuyó con una variedad de obras de arte al movimiento.

Pintaría paisajes alrededor de Pontoise y Montmartre, así como la vida rural y urbana de Francia. La mayor parte de este tipo de su trabajo es un reflejo de su empatía por los campesinos y trabajadores y de su mentalidad revolucionaria en la política.

A pesar de sus estrechos vínculos con artistas importantes como Degas, Gauguin, etc., parece que su influencia sobre sus compañeros impresionistas aún no se aprecia.

Expuso su trabajo en las ocho exposiciones impresionistas. Si se diría que Monet fue el artista más prolífico del movimiento impresionista, entonces Pissarro fue el desarrollador más importante de la técnica.

Sin embargo, Pissaro no limitó su trabajo a eso. Continuó experimentando con sus ideas neoimpresionistas de 1885 a 1890.

Además, categorizó personalmente al impresionismo en impresionismo romántico e impresionismo científico.

Fue en la época en que comenzó a experimentar el puntillismo, al que se refirió como impresionismo científico. Durante el ocaso de su vida artística, volvió a las técnicas originales del impresionismo.

Hacia 1890, Pissarro creyó haber logrado por fin la unidad pictórica que había buscado toda su vida. Escribió sobre este logro a su sobrina, Esther Isaacson:

“Empecé a entender mis sensaciones y a saber qué era lo que quería hacer cuando tenía unos 40 años [in the 1870s]—Pero vagamente. A los cincuenta, es decir, en 1880, formulé la idea de unidad, sin poder plasmarla. A los sesenta, empiezo a ver la posibilidad de renderizarlo ”.

El gran artista logró por primera vez en su vida lo que podría considerarse una estabilidad financiera cuando su marchante, Durand-Ruel, realizó una gran exposición de su obra de toda la vida en 1892.

Te puede interesar:  Diez artistas y pintores italianos más famosos

Algunas de sus obras más famosas incluyen:

Hoar Frost, el viejo camino a Ennery, PointoiseJalais Hill, PointoiseDos mujeres charlando junto al mar, Santo TomásAutorretratoDos jóvenes campesinasCamino a Versalles en Louveciennes

Materia del trabajo de Pissarro

El tema dominante de sus mayores obras son los entornos rurales en diferentes efectos de luz. Al igual que sus compañeros impresionistas, Pissarro quería capturar y recrear los impresionantes efectos de la luz y el color en diferentes objetos. Representó diferentes tipos de percepción humana de los paisajes con el cambio de luz.

El tema más común de su trabajo era lo que provenía de las vistas diarias, como una ladera bañada por la luz del sol, una calle llena de tráfico o un vecindario cubierto de nieve.

Las últimas obras de la vida de Pissarro parecen estar pintadas con más libertad que las que provienen de sus años neoimpresionistas.

En estos trabajos, siguió la técnica de la serie, donde pintaba una serie de pinturas de la misma escena para representar los efectos cambiantes de la luz y el clima.

Viaje final

Alrededor de los últimos años de su vida, Camille Pissarro había comenzado a ganar un reconocimiento significativo y estaba siendo aclamado como el padre del impresionismo.

Puede que no sea la figura más prolífica del movimiento, pero su contribución en el desarrollo del estilo y la técnica lo convierte en uno de los artistas clave del impresionismo.

Falleció en París en 1903, dejando un legado duradero que continuó su hijo, Lucien Pissarro, un reconocido pintor y grabador.

Anterior

Biografía de Édouard Manet

Biografía de Andy Warhol

Siguiente