Biografía de Raphael

Raffaello Sanzio, más conocido como Rafael, fue un artista muy elogiado durante la época clásica del Alto Renacimiento italiano.

Sus piezas más preciadas suelen incluir las que se encuentran en el Palacio del Vaticano de Roma y la Madonna Sixtina.

Al echar un vistazo a la vida de Raphael, es más fácil ver qué influyó en sus habilidades artísticas y lo llevó a la progresión de una carrera y un legado que lo convertiría en uno de los artistas renacentistas más famosos.

Sigue leyendo para aprender sobre su infancia, cómo se convirtió en un gran artista, la muerte y el legado, y más.

Biografía de Raphael

Rafael nació en Urbino, Italia, el 6 de abril de 1483. Durante la época en que nació, Urbino fue un lugar de moda y un centro cultural en auge para los artistas. Giovanni Santi, que era el padre de Raphael, también era artista.

Pintó para Federigo da Montefeltro, el duque de Urbino. Debido a sus habilidades artísticas y devoción por la pintura, no debería sorprendernos que Giovanni transmitiera algunos de sus conocimientos a su propio hijo.

Giovanni también se aseguró de exponer a Rafael a los principios de la filosofía humanista llevándolo a la corte del duque de Urbino.

Magia de Battista di Nicola Ciarla era la madre de Raphael. Era hija de una acaudalada familia de comerciantes que también venía de Urbino y Colbordolo en la Región de Las Marcas.

Magia tuvo tres hijos, pero Raphael fue el único que sobrevivió a la infancia. En 1491, cuando Raphael tenía solo 9 años, su madre falleció.

Al año siguiente, su padre se volvió a casar con la hija de un orfebre. Un año después de volver a casarse, Giovanni falleció.

Te puede interesar:  Pinturas y artistas pastel famosos

Entrenamiento de Rafael

Raphael tenía 11 años cuando falleció su padre. El hermano de Giovanni asumió la tutela legal de Raphael y estuvo a cargo del estudio de arte.

Sin embargo, a pesar de que estaba a cargo de la gestión, fue Raphael quien de inmediato asumió la tarea de tratar de que el taller de su padre prosperara, e hizo un excelente trabajo.

De hecho, superó rápidamente las capacidades de su padre y, en poco tiempo, se hizo conocido como uno de los mejores pintores de la ciudad. Durante su adolescencia, Raphael recibió el encargo de ir al pueblo vecino de Castello y pintar para la Iglesia de San Nicola.

También fue durante estos primeros años que Raphael recibió entrenamiento de Timoteo Viti, pero muchos creen que fue Perugino quien influyó significativamente en sus habilidades artísticas.

Durante su primera comisión en Castello, a Rafael se le encomendó la creación de un retablo en dedicación a San Nicolás de Tolentino.

La obra de arte fue creada en realidad como parte de una comisión conjunta con un amigo y contemporáneo del padre de Raphael. Y aunque fue creado a partir de una comisión conjunta, Raphael fue registrado como el Maestro. Desafortunadamente, en 1789, un terremoto dejó la obra de arte en fragmentos.

Obras de arte y contribuciones arquitectónicas de Rafael

De 1500 a 1504, hubo múltiples piezas creadas por Rafael que recibieron grandes elogios, incluida la Coronación de la Virgen en 1502 y Las bodas de la Virgen en 1504.

Después de crear Las bodas de la Virgen en 1504, Rafael se mudó a Siena. Hizo la mudanza después de recibir una invitación de Pinturicchio, un pintor que quería que Raphael preparara dibujos para frescos en Liberia Piccolomini.

Te puede interesar:  Biografía de Salvador Dali

Después de permanecer un tiempo en Siena, como la mayoría de los artistas italianos de la época, se mudó a Florencia, donde residió durante cuatro años.

Florencia fue el centro del Renacimiento italiano, y también fue el lugar donde Rafael se encontró con sus dos mayores rivales de su tiempo, Miguel Ángel y Leonardo da Vinci. Sin embargo, es importante tener en cuenta que Raphael era un poco más joven que sus rivales.

Como escultor destacado, Donatello di Betto Bardi no sería considerado un gran rival.

Durante su estadía en Florencia, Rafael renunció a su conocido estilo elegante representado en Perugino por un estilo grandioso; esto se debió principalmente a que Rafael comenzó a adquirir influencias artísticas de da Vinci.

A Rafael le gustaba especialmente el uso de gestos de da Vinci para crear diálogos, así como sus técnicas de claroscuro y sfumato. Después de un tiempo, Raphael tomó sus inspiraciones derivadas de da Vinci para crear su propio estilo. Tuvo éxito y rápidamente ganó reconocimiento por la claridad de forma y facilidad de composición de su trabajo.

Se sabía que sus contribuciones durante este tiempo eran grandes contribuciones a las motivaciones del Renacimiento para querer representar la belleza, así como las ideas neoplatónicas de mostrar la grandeza humana en el arte.

También fue durante su estancia en Florencia que Rafael creó múltiples Madonnas; estas piezas encarnaban múltiples facetas de habilidades artísticas ejemplificadas a través de la experimentación de da Vinci con el realismo.

Un ejemplo de ello es La Bella Jardiniere en 1507. También creado en 1507 fue The Entombment que muy representado referencias de la batalla de Cascina de 1504 creado por Miguel Ángel.

Te puede interesar:  Artistas alemanes famosos

Debido a la capacidad de Raphael para adoptar rápida y efectivamente los estilos de otros artistas y agregarles su propio estilo característico, Raphael se vio acusado en un momento de plagio por Miguel Ángel.

Rafael pasó su tiempo desde 1508 hasta 1511 creando múltiples piezas que se encuentran en la Stanza della Segnatura del Vaticano. La serie de frescos encontrados en la “Sala de la Signatura” incluye La escuela de Atenas y El triunfo de la religión.

Ambas son dos de las pinturas renacentistas más famosas jamás producidas.

Años más tarde, Rafael creó otro ciclo de frescos para el Vaticano. Las piezas de la serie incluyen La liberación de San Pedro, La expulsión de Heliodoro, El rechazo de Atila de Roma y El milagro de Bolsena.

Lo más notable, sin embargo, fue que durante este mismo período de tiempo, Raphael pasó gran parte de su tiempo en su propio estudio creando una serie de pinturas de Madonna, incluida la famosa Madonna de la silla y la Madonna Sixtina.

Hacia 1514, Rafael ha comenzado su trabajo en arquitectura. El Papa lo contrató como su arquitecto jefe y su primer proyecto fue crear un diseño a seguir para la construcción de una capilla en Sant ‘Eligio degli Orefici.

Muerte

Irónicamente, Raphael falleció en su propio cumpleaños en 1520, lo que significa que solo tenía 37 años cuando falleció. Se consideraron causas misteriosas como la razón de su repentina muerte en Roma.

Anterior

Biografía de Miguel Ángel

Biografía de Edgar Degas

Siguiente