La mejor música para meditar

Al meditar, nuestro cuerpo, mente y alma experimentan un proceso de total desconexión y reflexión, calmamos nuestra mente y la mantenemos en un solo lugar, lejos de todo lo que le roba la paz. Esta lejanía protectora le permite tener un mayor control al clasificar nuestras vivencias como experiencias ya sean positivas o negativas, esto se consigue por medio de la respiración y la absoluta concentración.

Como seres humanos tenemos la necesidad de incluir música en casi todos los ámbitos de nuestra vida, por lo que la meditación no podía dejar de ser uno de ellos. En este sentido la música se ha convertido en un excelente aliado para la meditación.

Es importante entender en qué contexto nos situamos al hablar de música para meditar, ya que no es lo mismo que la música para relajarse. Una balada cualquiera o una canción lenta pueden ayudarnos a relajar el cuerpo y olvidar nuestros problemas, mientras que para meditar se necesita concentración en aquello que nos invade la mente y las emociones para así tomar el control, verlo desde otra perspectiva y encontrar una solución si la amerita, o simplemente colocar en la posición y el lugar que corresponde al problema o situación de manera de no contaminar el resto de nuestra consciencia.

Si añadimos a nuestros ejercicios de meditación ciertas melodías que nos ayuden un poco más a aplacar la mente, resultará más sencillo conectarnos con nuestro espacio interior y encontrarnos a nosotros mismos.

Efectos de la música en la meditación

Efectos de la música relajante

Diariamente nuestro cerebro genera miles y miles de pensamientos que influyen de manera indirecta en nuestras acciones y emociones; se ha demostrado inclusive científicamente que la música incide en las ondas del cerebro ayudando a disminuirlas, por lo tanto es capaz de calmarnos la mente. En ocasiones, creemos que escuchar nueva música nos ayudara a relajarnos y no es así, en realidad nuestro cerebro está experimentando el reconocimiento de algo totalmente diferente y, por lo tanto se enfoca en investigar sobre ello, por ejemplo, se centra en entender la letra de una nueva canción, o la relaciona con otras.

Tipos de música para meditar

Se ha vuelto importante acompañar nuestro proceso de meditación con sonidos o melodías que canalicen los pensamientos a un estado de calma, es por ello que se recomiendan los siguientes.

  • Música instrumental. Tiene un efecto de enfoque en la mente y ayuda a relajar nuestro cuerpo.
  • Sonidos de la naturaleza. Sonidos como el viento, el agua, los pájaros, las olas del mar sin duda son un perfecto acompañante para el proceso de meditación.
  • Música clásica. Aquellas melodías en las que el sonido de instrumentos como los de cuerda son constantes, ayudan al cerebro a lograr la concentración usando ese sonido como referencia.
  • El sonido Alfa. Es aliado excelente para la meditación. Disminuye las frecuencias cerebrales mediante un golpeteo de diez ciclos por segundo.

En la red existen miles de alternativas musicales para incluir a nuestros ejercicios de meditación, los más recomendados los podemos encontrar en música para meditar.

“La música es para el alma, lo que la gimnasia para el cuerpo” – Platón

Leave a Comment