Consejos muy importantes sobre cómo aprender la guitarra

En este video no vamos a hacer una clase regular de guitarra, sino que vamos a ver algunos consejos muy importantes sobre cómo aprender la guitarra (o cualquier otro instrumento).

No se trata de consejos prácticos y precisos como “pon tu dedo ahí para hacer una C mayor”, sino de consejos universales que pueden aplicarse a todos, independientemente de tu nivel y tus deseos.

Práctica

El primer consejo de esta lista es sin duda el más importante de todos: la práctica. Todo lo que vas a hacer en la guitarra, ya sea técnico o teórico, requiere práctica. Para progresar, debe repetir movimientos y ejercicios. Si no trabajas, no progresarás, es así de simple.

Por supuesto, no estamos hablando de 12 horas por día de trabajo, 10 a 15 minutos al día son suficientes para progresar, siempre y cuando trabajemos seriamente. Pero en cualquier caso, el trabajo es el punto central del aprendizaje de un instrumento, ¡así que no lo descuides!

Diviértete, diviértete

El trabajo es importante, pero no es una meta. La práctica sólo nos permitirá aprender y dominar técnicas teóricas y conocimientos que usaremos para tocar música.

Y ese es el propósito de aprender a tocar un instrumento, a tocar música. Diviértete tocando, componiendo o improvisando canciones. Así que a pesar del primer consejo (que sigue siendo muy importante), no debemos olvidarnos de divertirnos, disfrutar, tocar música. Si ignoras completamente el aspecto musical, tu aprendizaje se convertirá rápidamente en una tarea, te cansarás o te sentirás frustrado, y al final te darás por vencido. Lo que no está bien.

Así que cuando tocas la guitarra, siempre trata de mantener un poco de tiempo para divertirte y tocar cosas que te hagan feliz. No siempre es fácil hacer malabarismos entre trabajo y diversión, y probablemente volveremos a hablar de ello en otras clases, pero tenemos que hacerlo.

Tomar clases

Desafortunadamente, este tercer consejo no se aplica a todo el mundo, ya que se trata de tomar cursos. No todos tienen el tiempo, los medios o el deseo de tomar cursos. Y no importa en absoluto.

Por otro lado, si tienes la posibilidad de tomar cursos (ya sea con un profesor particular o en una escuela de música), no lo dudes ni un segundo. Los cursos con un buen profesor te enseñarán muchas cosas, te guiarán en tu práctica, responderán a todas tus preguntas y evitarán que te metas en malos hábitos. Esta es una contribución invaluable para su aprendizaje.

Aprender a tocar al ritmo

Este consejo es muy importante porque a menudo es descuidado por los

principiantes (y a veces por guitarristas más avanzados desafortunadamente). Tocar el ritmo es esencial para tocar música.

La música se compone de dos cosas: notas (que forman acordes, melodías, armonía en general) y ritmo. Sin ritmo, sólo tienes la mitad de la música. No tocar el ritmo es lo mismo que tocar notas falsas.

Como el ritmo se puede aprender con muy poca técnica de guitarra (o incluso sin guitarra en absoluto), no dude en aprenderlo desde el principio. Una vez que sepas tocar tres acordes al ritmo, sabrás tocar música. Mientras que si aprendes 3.000 acordes sin ritmo, todavía no podrás tocar música.